El sueño salsero que el cantante Willy García logró hacer realidad

  • Grabó con Gilberto Santa Rosa y lidera listas musicales de Estados Unidos.

Cada vez que el cantante Willy García recuerda el momento que grabó con el legendario salsero puertorriqueño, Gilberto Santa Rosa, inevitablemente sonríe y se emociona. Cantar junto al ‘Caballero de la salsa’ y uno de sus ídolos era un sueño que algún día quería hacer realidad.

Y efectivamente así lo hizo. Recuerda que uno de los integrantes de su grupo había compartido con él (Gilberto Santa Rosa) y luego le pasó el número de teléfono.

“Lo llamé y le dije que quería cumplir un sueño, y de inmediato me dijo que sí. Nos pusimos de acuerdo para grabar la canción ‘Lo veo y no lo creo’, que es un arreglo de Isidro Infante”, recuerda el cantante vallecaucano.

Nunca se le va a olvidar cuando viajó a Puerto Rico a grabar la canción, pues en el estudio se encontró con destacadas figuras de la salsa, como Isidro Infante y Víctor Manuelle.

“Al encontrarme con el maestro Gilberto fue algo mágico, pues no siempre tienes la fortuna de grabar con uno de tus ídolos y a mí se me dio la oportunidad y estoy contento porque además logramos una canción que le ha llamado mucho la atención al bailador, al salsero y está posicionándose fuertemente en el mundo entero”, comentó García.

El resultado no pudo ser mejor: ‘Lo veo y no lo creo’ logró escalar en el prestigioso listado de Billboard y alcanzar el primer lugar del chart de USA Today, que basa sus estadísticas en la compañía Media Base, que monitorea cerca de 2 mil estaciones de radio en Estados Unidos.

De esta manera, el salsero nacido en Buenaventura logra hacer historia al convertirse en el primer colombiano solista en llegar al número uno en ese conteo.

 

 

‘Lo veo y no lo creo’ hace parte del nuevo trabajo musical del cantautor que cuenta con otras colaboraciones de grandes artistas.

“Esto es un álbum que se llama ‘El día es hoy’, tenemos el ‘feat’ con el maestro Gilberto, tenemos otro con Maía, cantante colombiana que es excelente intérprete con la cual me sentí contento también y que participa en la canción ‘Aún existe el amor’. También hay muchas canciones que esperamos que la gente disfrute y que conozcan de este nuevo álbum”, comenta García.

Este trabajo musical evidencia el buen momento del cantante de salsa que también brilló en el emblemático Grupo Niche y Son de Cali.

Sus historias, letras de canciones y ritmo salsero, han hecho que Willy se mantenga tan vigente como antes.

“Mis canciones hablan de todo: de amor, desamor, de la situación actual y lo social. Tratamos de cantarle a todo, pero sobre todo nuestra propuesta es positiva e invita a la reflexión, a las cosas chéveres y bien hechas, pero sobre todo a la paz”, explica el cantautor.

Su buen momento también lo atribuye al estado de la salsa del país, que la considera como uno de los géneros musicales más importantes y que transmiten alegría y movimiento.

“La salsa sigue siendo la salsa; en Colombia no hay una fiesta donde la salsa tenga el espacio más grande. La salsa sigue siendo la dueña de la alegría y cada que se hace un concierto de este género lo va a acompañar a gente de todas las edades. Mientras seamos un país que nos gusta divertirnos la salsa va a hacer parte de todos estos momentos”, comenta el cantante.

Quienes conocen a Willy García lo definen como una persona talentosa, sin egos, sencilla y con una gran sensibilidad por lo que ocurre en su entorno.

Es por eso que desde hace varios años trabaja en su fundación en su natal Buenaventura, en la que a través de la enseñanza musical busca evitar que niños y jóvenes se pierdan en malos pasos.

“Es un sueño hecho realidad”, afirma García sobre una casa musical que ha logrado darle vida en la calle de su mamá, la misma donde se crió.

“Allí les vamos a enseñar a tocar muchos instrumentos, incluso, ya están dando algunas clases y tenemos un programa con mucho movimiento. Además tiene un estudio de grabación y un salón inmenso para desarrollar actividades artísticas”, destaca Willy García sobre este proyecto que lidera junto a su familia.

 

 

TITICUPON